Nuestra Madre, La Soledad